«El nuevo diseño de las etiquetas tiene una clasificación más clara para el frenado, la resistencia de la rodadura y el nivel de ruido de los neumáticos. Se podrá acceder a los nuevos datos de las etiquetas a través de un código QR presente en cada uno de los neumáticos y contarán con nuevos pictogramas para los diferentes modelos de neumáticos de invierno.

                 A partir de mayo de 2021 entrará en vigor en la Unión Europea un nuevo etiquetado de neumáticos con el que se ofrecerá a los consumidores información más completa sobre las características de los neumáticos, según nos recuerda Continental.

En estas nuevas etiquetas, se han reestructurado los apartados de la resistencia de la rodadura y de comportamiento de frenado en carreteras mojadas, mientras que los niveles de ruido ahora se indican a través del número de decibelios y utilizando las letras A, B o C.

Los usuarios podrán acceder a información adicional del neumático que hayan comprado a través de un código QR presente en las etiquetas que los llevará a una base de datos de la Unión Europea. Otra de las nuevas funciones consiste en dos pictogramas que indican si se trata de un neumático con adherencia para conducir con nieve que cumpla con las normas de homologación de la Unión Europea, también conocido como el test del copo de nieve, y/o si se trata de un neumático que ofrece una buena tracción en hielo en línea con los nuevos estándares de calidad ISO. Desde mayo de 2021, la nueva información de las etiquetas de la Unión Europea deberá estar disponible también para los neumáticos de los vehículos industriales (Clase C3).

En este nuevo etiquetado, las clases A y C no han sufrido ningún cambio. En cambio, para los neumáticos C1 y C2 para coches y furgonetas, respectivamente, aquellos que habían sido calificados anteriormente como clase E por su resistencia en la rodadura y su agarre en mojado serán ahora clasificados como clase D. Por otro lado, los que estaban en las clases F y G ahora serán asignados a la clase E. Con todo ello, se consigue que las etiquetas sean más claras y fáciles de interpretar.

Código QR

Los consumidores pueden descargar más información de cada neumático a través de un código QR presente en la esquina derecha de la etiqueta del neumático. Este código QR ofrece un link a la base de datos EPREL (siglas en inglés para la base de datos de productos europeos para el etiquetado energético), que contiene toda la información del producto comprado. En esta base de datos se muestran las diferentes clasificaciones para los neumáticos, así como todo el proceso productivo del modelo que se esté buscando.

Todas las hojas de información del producto son introducidas en la base de datos EPREL de forma individual por los propios fabricantes de los neumáticos, así como la clasificación de los modelos.

El nuevo etiquetado para neumáticos de la Unión Europea está diseñado para ayudar a los consumidores a escoger los neumáticos más eficientes, a la vez que se obtiene más información sobre las distancias de frenado. Tanto para usuarios finales como para los operadores comerciales escoger unos neumáticos con una menor resistencia a la rodadura puede suponer un ahorro sustancial en términos de coste de combustible, así como una reducción de las emisiones de CO2.

Una información más clara sobre sobre el agarre en mojado contribuirá a una mayor seguridad vial, mientras que la información sobre el ruido está concebida para reducir la contaminación acústica generada por el tráfico.»

 

«Como consecuencia de la actualización del Manual de Procedimiento que deben aplicar los Centros de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en toda España, desde esta organización afirman que han recibido en los últimos meses numerosas quejas de transportistas por la nueva exigencia establecida en relación a la revisión del estado de los neumáticos.

Concretamente, la mayoría de las quejas de los profesionales se basan en que entre los cambios en la revisión de neumáticos para la ITV se recoge la obligación de que los neumáticos de los ejes, además de ser del mismo tipo, como novedad, deben ser de la misma marca (fabricante), junto a la obligación anterior de tener el mismo dibujo, la misma medida y los mismos índices de velocidad y carga, ya que la nueva reglamentación de instalación de neumáticos exige que los instalados en el mismo eje sean del mismo tipo. Como en ocasiones el fabricante no aparece marcado en el neumático, también son válidas tanto la denominación comercial del fabricante como la marca.

Se da la circunstancia de que de la revisión de los neumáticos en la ITV no pueden resultar defectos leves, por lo que si el inspector detecta cualquier anomalía en los neumáticos no se supera la ITV obligando a pasarla de nuevo, lo que impida circular con el vehículo salvo para sustituir los neumáticos y acudir de nuevo a la ITV.

Junto a esta obligación, también son exigibles las ya conocidas sobre profundidad del neumático (que la goma no esté desgastada y que el dibujo tenga una profundidad superior a 1,6 mm.), junta a la comprobación, por parte de la ITV de la existencia de ampollas, deformaciones o fisuras en la goma, que no falten tornillos ni tuercas, ni tampoco golpes o defectos que puedan provocar pérdidas de aire.»